+
Pedro II El Romano - El Ultimo Papa? - Capítulo XXI - Walter en Roma - La Compañía le había enviado el ticket de primera clase, para el y Agustín David su hijo, en el vuelo de American Aerolíneas; departiendo a las 1700 horas del Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York.

Walter en Roma


Pedro II El Romano - El Ultimo Papa...?

Capítulo XXI

Walter en Roma

El avión procedente de Nueva York, descendió en el aeropuerto Leonardo da Vinci aterrizo exactamente a las 0715 horas como anunciaba en el Schedule, Walter se encontraba perfectamente cómodo, La Compañía le había enviado el ticket de primera clase, para el y Agustín David su hijo, en el vuelo de American Aerolíneas; departiendo a las 1700 horas del Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York y las instrucciones de presentarse ante Simón Rosental, conocido ahora por el nombre de Pedro II, en el Castel Gandolfo, la residencia de verano de los Papas, Anthony lo estaría esperando en el aeropuerto y un helicóptero los llevaría hasta el castillo.

Media hora mas tarde, se encontraba en la sala central del aeropuerto una vez que había terminado las inspecciones de sus documentos y equipaje. Los empleados de inmigración y aduana habían tardado mas que lo habitual en el, para examinar y exigir una explicación por la cantidad de equipo electrónico en sus maletas. Al salir de las puertas de vidrio de la sala de Aduanas, detrás de la barrera vio la inconfundible silueta de Anthony, esperando y después de los saludos habituales lo ayudo con los dos carros de equipaje hasta la salida del edificio del Aeropuerto. A un coche con chofer que los estaba esperando, y abriendo el baúl acomodo las valijas de Walter.

-Creía que continuaríamos de aquí en helicóptero.-Preguntó Walter -Si, lo haremos pero el lugar donde nos espera el aparato, está unos dos kilómetros de aquí, dentro mismo del Aeropuerto, pero no pensé que querrías caminar hasta allí.- -Tienes razón.- y dicho esto los tres subieron al automóvil que los conducio hasta donde se encontraba el lugar don de rentaban los helicópteros, Uno de ellos se encontraba listo para departir y estaba esperando los pasajeros, Anthony, Walter y Agustín David, rápidamente como todos bajaron la cabeza para subir a la cabina, sobre la cual, los rotores y las hélices se encontraban girando y produciendo una gran corriente de aire. Una vez en la cabina, Anthony se acomodo al lado del piloto, mientras Walter y su hijo se acomodaban en la parte trasera. El equipaje había sido acomodado en la parte posterior de la cabina por uno de los empleados de la compañía.

El vuelo en helicóptero tomo aproximadamente 30 minutos del aeropuerto y pronto pudo apreciar el pequeño pueblo en las colinas de Alban unos 30 kilómetros de Roma. El Pueblo de Castel Gandolfo esta localizado en las orillas del magnifico Lago Albano. El poblado ha sido y es el lugar ideal donde los romanos escapan los problemas de la gran ciudad, y los Papas han estado haciendo eso desde el siglo XVII. Pronto pudieron apreciar el Palacio, el cual puede verse sin ninguna dificultad desde cualquier lugar en el poblado, elevándose por sobre los techados y árboles. El palacio fue construido en 1626, por el arquitecto Carlo Moderno, tiene por un lado un parque que sirve de marco al lago y el mar Tirreno en el horizonte.

Una plaza construida en 1929 frente al palacio, permite la concentración de peregrinos y visitantes en ocasiones especiales y también permite un fácil acceso a la cercana Iglesia de Santo Tomas de Villanova, construida por Gianlorenzo Bernini en el siglo XVII. Si bien el palacio esta prohibido el acceso al público, no así los Jardines, que pueden ser visitados. El helicóptero dio unas vueltas alrededor del castillo y finalmente se pose en el Heliport en el parque que Juan Pablo II hizo construir. Leopoldo, el secretario privado del Papa, estaba allí esperando a los huéspedes, que después de las formalidades, fueron conducidos a las habitaciones reservadas para ellos en el palacio.

-Su Santidad los vera a las 14:30 después del almuerzo.- Les informó.- Los cuartos eran de un tamaño de cinco metros por seis metros, decorados con las tradicionales molduras y paneles del renacimiento, cuidadosamente preservadas, y el mobiliario de los cuartos, en la mejor tradición francesa, con antiguas piezas originales, con ventanales que daban a un largo balcón que incluia varias habitaciones, desde él mismo tenían una poderosa vista del entorno del parque, los Jardines, del mar, y el lago. Anthony, Walter y Agustín David, se encontraron saliendo de sus habitaciones en el balcón. -Sabes que Anthony.- Dijo Walter.- Creo que esto me gusta mas que Nueva York!- -Esta es mi primera visita al palacio.- Contesto Anthony.- Pero creo que podría acostumbrarme a vivir aquí.- exclamó lanzando una carcajada, que fue compartida por walter y su hijo.-

Unos discretos golpes en la puerta de la habitación de Anthony llamo la atención de éste, quien dejando el Balcón, entro a la habitación y al abrir la puerta se encontró uno de los sirvientes quien le informo, que servirían el desayuno en el comedor del primer piso a las 0930, en 15 minutos. -Allí estaremos, muchas gracias.- Contestó.- A las 14:30, Leopoldo abrió las dos puertas de acceso al despacho del Papa, en el palacio, dejando entrar a Anthony y Walter, el hijo de Walter fue llevado a una visita al poblado por uno de los asistentes del Palacio.

El Papa se encontraba de píe frente al escritorio y se adelanto unos pasos para encontrarlos, los dos hombres se inclinaron a besar el anillo de su mano izquierda.- -Walter, Anthony, es verdaderamente un gran placer el verlos nuevamente, Bienvenidos a Castel Gandolfo. ¿Has tenido un buen viaje Walter? -Magnifico su Santidad.- contestó Walter.- Muchas gracias.- -¿Supongo que mi llamado, ha despertado su curiosidad? -No completamente Su Santidad.-Contesto Walter.- Estamos empleados para servir a Vuestra Santidad, lo que si estamos curiosos, es como debemos servirlos.- El Papa, sonrió de la respuesta y dijo.- Se que has dado una vuelta por nuestro observatorio y has conocidos, los sacerdotes que están a cargo de él. -Si, su Santidad.- -Bueno que te han parecido las facilidades.- -Su Santidad, las facilidades son un tanto anticuadas, pero suficiente para la labor que están haciendo.- -Si, es verdad.-Contestó el Papa y prosiguió.- No se si ustedes conocen la historia del observatorio, realmente el estudio de los fenómenos celestes, comenzó a finales del siglo XVI, con el problema de establecer la fecha de la semana Santa, ya que el comienzo de la primavera, según el calendario y la astronomía eran diferente, para resolver El Papa Gregorio XIII quiso solucionar el problema y nombró una Comisión para que lo resolviera. Uno de miembros de aquella comisión era el jesuita Christopher Clavius Fue él quién propuso el calendario actual: el calendario Gregoriano. ¿Espero que no los este aburriendo con mi historia? -No, al contrario Su Santidad.- Dijeron ambos al unísono.-por favor continúe.-

-Pero de todas maneras, vamos por aquí.- tomando a Dos hombres del brazo los condujo hacia un grupo de comodos sillones de cuero, que rodeaban una mesa central de preciosas maderas trabajadas con un diseño casi tridimensional, mientras Georgio el Valet del Papa, siempre atento, entraba con una cafetera, poniendo un mantel de hilo bordado sobre la mesa y 3 tres tazas de fina porcelana de Limoges con el fino café de Colombia que esparcía su aroma por la habitación.- -Gracias Georgio.-dijo y continuo con la narración mientras recogía una taza y saboreaba el café que era su preferido, y que se le enviaba desde las montañas con la famosa etiqueta azul

  • Cuando Galileo comenzó sus observaciones astronómicas Clavius ya era muy mayor, pero seguía siendo muy activo: era el Astrónomo Jefe del Colegio Romano. Y no vio con malos ojos lo que decía Galileo de sus observaciones. Aunque no estaba de acuerdo con las interpretaciones de Galileo. Por ejemplo, no estaba de acuerdo con que las manchas que describía Galileo en la Luna fueran de verdad montañas y valles. Quizá lo paradójico es que aunque no creían en ellos, un cráter de la Luna lleve su nombre. Nada menos que un cráter que tiene 233 Km. de diámetro.- se detuvo un momento mirando a los hombres que sonreían por las palabras del Santo Padre.- y continuo.-Desde aquella Comisión siempre ha habido un observatorio astronómico en el Vaticano, aunque en la década de los 30 del pasado siglo, la contaminación lumínica de Roma era tan grande que trasladaron el observatorio a Castel Gandolfo, Pero Roma siguió creciendo y la contaminación en Castel Gandolfo también era muy fuerte.

Por ello, en 1981, bajo el papado de Juan Pablo II, se inauguró una nueva sede del Observatorio Vaticano en uno de los lugares del mundo con mejor atmósfera para la astronomía: el Monte Graham, en Arizona. -No tenia idea que ese observatorio era del Vaticano.-Dijo Walter, eso es muy interesante Su Santidad, es decir que podemos obtener permiso para coordinar alguno de nuestros trabajos allí. -Por supuesto Walter.- Continuo el Papa.-El Observatorio Vaticano se dedica a lo que cualquier otro observatorio astronómico del mundo: a hacer observaciones, y a formar a nuevos astrónomos. En Arizona se dedican especialmente a Materia y Energía Oscura; la aceleración de la expansión del Universo, quásares y cúmulos globulares. Para hacerlo cuentan con varios aparatos de última tecnología. Por ejemplo, uno de los telescopios del Vaticano en el Observatorio Internacional del Monte Graham, es en infrarrojos, el único que hay allí. Además hay un nuevo Telescopio de Tecnología Avanzada del Vaticano y funciona perfectamente.

-Walter, lo que necesito es lo siguiente.- Continuo el Papa, luego de un corto intervalo.- quiero que te comuniques inmediatamente con alguna de las agencias que ponen nuestros satélites en orbita y envíes el MDSE prototipo en orbita semi estacionaria al Middle East, con la capacidad de cambiar de locación a nuestro comando. -Su Santidad el Múltiple Digital Satélites Enhancement, requiere un lanzamiento especial para poner los 4 satélites a diferentes elevaciones y posicionados a no mas de 30 millas unos de otros. ¿No quiere usar NASA?-Dijo Walter.- -¡No! si usamos NASA, debemos descubrir los detalles técnicos, que no queremos hacerlo en las presentes condiciones, asi que arregla con las Agencias Privadas, No vamos a mantener el secreto por largo tiempo, pero una cosa es que sepan, que estamos haciendo algo extraño y otras darle los datos con que obtener nuestras ideas. Si los satélites trabajan en la sincronización esperada, que no hay razón que no lo trabajen como esperamos- Continuo Walter.- Revolucionará la tecnología espacial, especialmente con los nuevos filtros infrarrojos, podremos obtener casi microscópicas imágenes desde el espacio, incluso en la noche.-

-Nuestro observatorio aquí tiene limitaciones.- Continuo el Papa- En Castel Gandolfo, a pesar de las malas condiciones lumínicas, se sigue haciendo clasificación espectral de estrellas, que fue un tema que lanzó en el siglo XIX el padre jesuita Angelo Secchi, director del Observatorio del vaticano. Arizona está unida mediante comunicaciones con Castel Gandolfo y las fotos obtenidas por los telescopios del Vaticano en Arizona se analizan en Castel Gandolfo. Pero lo que quiero es que realices las modificaciones, ampliaciones, y todo lo que necesite el Observatorio en Monte Graham en Arizona, y instales un equipo digital en Castel Gandolfo, con el que ambos laboratorios puedan tener instantánea comunicación, e intercambio de información, me gustaría que pases dos o tres días aquí, viendo cuales son las necesidades y vuelvas a los estados Unidos, y hagas de esto absoluta prioridad. Una vez que tengas el equipo debes enviarlo Vía Aérea, inmediatamente. ¡Anthony!.-Continuo el Papa dirigiéndose a este, que había permanecido silencioso mientras el Papa instruía a Walter.-

Se que tus hombres están bien, y han recogido dos periodistas y agregados al equipo, en cambio de una exclusividad cuando nuestros esfuerzos hayan concluido.- -Asi es su Santidad.- Contesto Anthony -¿Uno de ellos miembro de la parroquia del padre Fabián?

-¡Si!- Contestó sin asombrarse, estaba acostumbrado a que Simón, parecía conocer las cosas por adelantado.


comparte esta página en: