+
Pedro II El Romano - El Ultimo Papa? - Capítulo LV - En el Salon Ovalado - Buenos días General.- Saludó Jennifer al general Noble al entrar éste a la antesala del Salón Oval, la oficina del Presidente de los Estados Unidos. El Presidente lo está esperando.- dijo mientras le abría la puerta del despacho.

En el Salon Ovalado


Pedro II El Romano - El Ultimo Papa...?

Capítulo LV

En el Salon Ovalado

-Buenos días General.- Saludó Jennifer al general Noble al entrar éste a la antesala del Salón Oval, la oficina del Presidente de los Estados Unidos.-

-El Presidente lo está esperando.- dijo mientras le abría la puerta del despacho.

-Buenos días Noble.-Saludó el Presidente: - cuáles son las noticias ?

-Señor Presidente, respondió el General con voz grave, - Acabo de recibir la información que hay cinco camiones ahora mismo, en algún lugar de la carretera 295, dirigiéndose a Washington D. C. con una carga del supuesto virus mortal. -Es imposible evacuar Washington en el tiempo que tenemos.- continuó, pero Usted, su familia y miembros del Congreso deben evacuar Washington inmediatamente !

El Presidente escuchó atentamente al General Noble, hombre a quien siempre había admirado por sus acertadas opiniones Y consejos.

Sin embargo, como siempre conservando la calma y pensando rápidamente, replicó:

-Vea General, yo estoy de acuerdo que mi familia sea evacuada inmediatamente, inclusive los miembros del Congreso, pero mi puesto está aquí, en Washington D. C.,…se detuvo brevemente unos segundos y preguntó:

-Cuáles son las chances de encontrar esos camiones, y qué chances tenemos de evitar la infección de la población por la diseminación del contenido de los cinco camiones?

El General Noble no titubeó ni un segundo.

-Señor Presidente, eso no lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que no podemos permanecer sin hacer nada, de brazos cruzados, mientras algo tan terrible puede ocurrir y comprobar tardíamente que estábamos equivocados, - contestó el General Noble en forma enérgica.

-Lo comprendo General, pero sigo insistiendo que mi lugar está aquí, en la Casa Blanca.

-Perdóneme Señor Presidente, usted es un funcionario elegido por el pueblo, trescientos millones de personas, a lo largo y a lo ancho de los Estados Unidos dependen de usted y su actuación como líder debe estar a la altura de las circunstancias…esto es lo que espera la Nación.

A continuación agregó: -El permanecer en la Casa Blanca, sólo significa una forma de suicidio que no beneficiará a nadie en este país.

Entonces, mirándolo firmemente a los ojos, dijo: - Señor Presidente, su deber es permanecer vivo y darle al pueblo que lo ha elegido la dirección correcta, la que esperan de usted en tiempo de crisis… Finalmente agregó:- Recuerde Usted que mi deber es esforzarme para que los miembros electos de este gobierno, se encuentren a salvo y tengo que cumplirlo…lo que incluye el hecho de recordarle cuál es el suyo.-

El Presidente, sólo se tomó unos minutos, mientras fijaba su vista en el enorme ventanal desde el cual divisaba cómo transcurría la vida rutinaria de las personas que diariamente transitan por la zona de la Casa Blanca, estudiantes, niños, adultos, turistas, ejecutivos, quienes hasta ese momento ignoraban el peligro en el que se encontraban…luego se dirigió a su escritorio y oprimió un botón de su centralita, mientras miraba al General.

  • Jennifer, avisa a Soledad que prepare los niños tal y como están para un viaje inmediato; has los arreglos para que se encuentre conmigo en el Helipad, también avísale a los miembros del Staff y dile a Adriane que deje todo tal y como está y se encuentre lista para evacuar Washington. Luego, mirando a Noble preguntó – Los miembros del Congreso han sido avisados ?

-Si señor Presidente en estos momentos están los automóviles esperando sus órdenes para transportarlos a la Base Andrews y tanto los aviones necesarios como el Air Force One están listos para partir inmediatamente a Tyndal Air Force Base en Panamá City .

-Gracias General.- expresó el Presidente.-

-Es mí deber Señor Presidente, respondió el General y luego de saludar comenzó a marcharse.

-General Noble ! , dijo el Presidente interrumpiendo la retirada del militar, y agregó:

-Quiero decirle que es usted un buen hombre y un excelente profesional personalmente le agradezco por mi y mi familia lo mismo en nombre de la nacion…ahora puede continuar con sus órdenes…


comparte esta página en: