+
Pedro II El Romano - El Ultimo Papa? - Capítulo XXX - En el Aeropuerto - 6 aerotransportes militares C-130 Hercules se encontraban alineados frente al último hangar de la pista del Aeropuerto de Fumichino. Dentro y fuera de los mismos, mecánicos, asistentes y pintores, desarrollaban una febril actividad.

En el Aeropuerto


Pedro II El Romano - El Ultimo Papa...?

Capítulo XXX

En el Aeropuerto

6 aerotransportes militares C-130 Hercules se encontraban alineados frente al último hangar de la pista del Aeropuerto de Fumichino. Dentro y fuera de los mismos, mecánicos, asistentes y pintores, desarrollaban una febril actividad, los primeros inspeccionando los motores de los vehículos militares que debían cargarse en el amplio espacio dentro de las bodegas de los transportes.

Una vez dado el visto bueno, los chóferes los conducían fuera de los galpones y los alineaban frente a los C- 130, y eran a su vez, conducidos por las rampas dentro de los aparatos y asegurados convenientemente con cadenas a las grampas soldadas en el piso. Los Hummvees primeros, algunos con pesado equipo de armamentos las ametralladoras asegurados a trípodes soldados al chasis. Los seguían el pequeño y versátil (workhorse,) caballo de trabajo, EL JEEP desde que el ejercito americano lo incorporara a su arsenal en la segunda guerra mundial, y luego universalmente usados en todos los ejércitos , ellos también equipados con, dos ametralladoras pesadas.

Treinta de ellos ya en la pista y al dirigirse a las rampas de los aparatos designados a cada uno, trataban de evitar los andamios de acero, en los cuales se encontraban trabajando febrilmente los artistas pintando los emblemas del Vaticano en los aparatos.

Anthony contrato todos los artistas que se encontraban en el museo, haciendo copias de las grandes obras del Renacimiento, y los empleo como pintores gráficos para pintar las naves aéreas la insignia del Vaticano, una franja vertical amarilla y una blanca, dentro de la blanca, las cruzadas llaves de San Pedro y la mitra Papal. Trabajo que a pesar de la diferencia de lo que diariamente hacían, lo emprendieron con gran entusiasmo. Miembros de la guardia Suiza, con sus ropajes daban un toque de color a las modernas instalaciones con sus uniformes, mas aptos para eventos protocolares y desfiles que haciendo preparativos para volar al campo de batalla.

Una vez que los 30 Jeeps, 5 Hummvees, 2 de ellos convertidos en ambulancias se encontraban seguros, los guardias, se agruparon en el cuarto de conferencias del hangar. El comandante Thomas , con los cinco oficiales y el Cardenal Gallelli detrás de él, se dirigió a los 101 hombres en sus uniformes tradicionales en posición militar con su típica arma, el Halberd, una larga empuñadura con un hacha, en tope de la cual tiene una punta de lanza. -Descansar- ordenó , y una vez cumplida la orden continuo diciendo- Soldados, hoy hemos sido llamados a cumplir con el juramento , que hicimos cuando nos unimos a la Guardia del Vaticano, para defender con nuestras vidas al soberano Pontífice. Se que cada uno de ustedes, enfrentara el peligro de la batalla honrosamente, como lo es la tradición de nuestro cuerpo. El 6 de Mayo, fecha en la que tradicionalmente todos ingresamos a la Guardia, es la fecha que marca el primer test, de nuestra devoción al deber: de proteger al Santo Padre. Fue en esa fecha en 1527, que 147 de los nuestros murieron ese día en que Carlos V de España, desbastó la ciudad con su ejercito de Lanzichelecchi. Siendo la rápida reacción de muestro cuerpo, que permitió a su Santidad Clemente VII, el tomar refugio en Castel Sant`Angelo.

Hoy hemos sido llamados para rescatar a Pedro II, de las manos de sus secuestradores, en el presente como ayer hemos respondido con la oferta de nuestras vidas – hizo una pausa y continuo- Les pido que repitamos antes de entrar en el campo de batalla, el juramento que nuestro cuerpo toma al ingresar al servicio del Sumo Pontífice. Se arrodillaron como lo hicieron en el momento de su nombramiento en la Corte de San Damasco dentro del Vaticano. Levantaron 3 dedos de la mano derecha, simbolizando la trinidad y jurando servir al Papa ¡hasta la muerte! Permanecieron cinco minutos en silencio con la cabeza baja, invocando oraciones personales. Una vez que termino la improvisada ceremonia, el comandante Thomas quedó en el cuarto con los cuatro oficiales, el Cardenal siguió a los hombres, para ofrecerles el confort moral que los mismos pudieran necesitar.

-Anthony y Lionel, entraron al cuarto, después de saludar a cada uno, Anthony se dirigió a Thomas- Comandante espero que no lo tome a mal pero, en caso de que usted quisiera considerarlo, yo he hecho traer una cantidad de uniformes de camuflage, que tal vez fueran mas apropiados para sus hombres, en la batalla que se avecina.- -Mi estimado Anthony, el tipo de lucha que estamos considerando, es uno cuerpo a cuerpo, para lo cual, nuestros hombres están suficientemente entrenados. No crea que las alabardas son armas anticuadas, en las manos de un Guardia suizo, es un arma extremadamente eficiente y letal.

Además, se dice, sin nada que lo pruebe, que Michelangelo diseño estos uniformes en 1548, la verdad es que los diseñó el Comandante Jules Repond en 1914 pero hemos vivido con uniformes similares por casi 500 años. Si es necesario moriremos con ellos- y pensando por un minuto continuo- llevamos también nuestros uniformes de armaduras, para presentarnos y escoltar al papa cuando rescatemos a su santidad.- -Comandante, va a ser un honor compartir la lucha con usted y sus hombres ambos se unieron en un fuerte abrazo. Mis aviones salen en pocos minutos, y debemos estar abordo, nos vemos en la celebración de la victoria- -No tengo la menor duda - Contesto el comandante – Anthony y Lionel, chocaron manos con Thomas y sus oficiales hecho esto se encaminó rumbo al hangar contiguo, donde los 10 planeadores habían llegado acomodados, de costado por el tamaño de las alas, en un 747, transformado en avión de carga.

Uno de los aparatos fue puesto en la pista para inspeccionar y familiarizar a los hombres con los adelantes técnicos incorporados en ellos, si bien es cierto que el pequeño motor con el que contaban había sido incorporado hacia años, el de estos estaba propulsado a electricidad con los beneficios para Anthony y sus hombres del silencio con que operaban. Anthony y algunos de los hombres, estaban calificados para volar los planeadores, pero como éstos tenían algunos adelantos técnicos, que si bien los conocían por los magazines y reportajes acerca del sujeto. Aceptó inmediatamente la oferta de los pilotos especializados en su manejo. Anthony y Lyn, se unieron con el resto del grupo, que se encontraban ya en la rampa del 737 que los llevaría a Chipre, desde donde despegarían para las montañas Syrias, no muy lejos del Mediterráneo.

El avión privado, contaba con todas las comodidades posibles, 2 dormitorios con amplios baños con hidromasaje, oficina y un centro de comunicaciones capaz de comunicación instantánea con cualquier parte del mundo, sin contar con los privados satélites que Walter mantenía en orbita, con la imposibilidad de ser detectado por ningún sistema conocido. Inmediatamente, dentro en la aeronave Anthony y el grupo se sentaron en la oficina preparándose para el carreteo de la aeronave, que se inicio después de que las puertas fueron cerradas y los cinturones de seguridad fueron ajustados. Unos minutos después una vez recibido el permiso para despegar, el aparato se elevo, ante la mirada de los hombres de la Guardia Suiza, la Gendarmería, la Guardia Nobile, el personal Gurkha, varios hombres del servicio secreto francés, y contratistas de la CIA. Todos , vestían las ropas de camuflage, verdes con parches oscuros, excepto los 107 hombres de la Guardia Suiza, y los 60 de la Guardia Nobile que se encontraban con su uniformes regulares. Ninguno portaba armas de fuego, las mismas ya habían sido cargadas a bordo. Solo los miembros de la Guardia Nobile, portaba sus espadas, los cuales insistieron en llevar, la mayoría eran piezas históricas pertenecientes a sus antepasados.

Todos ellos, miraron con interés y emoción el comienzo de la aventura de sus vidas, los guardias suizos, reputados como los mejores soldados, no habían librado una batalla en 500 años, la caballería usada desde el principio del siglo XIX, como un despliegue ceremonial, lo mismo la gendarmería del Vaticano. Hoy por la mañana, a las 0700 horas, las vidas de 227 hombres, cambiaron totalmente y 12 horas después se encontraron preparándose, para poner sus vidas en la línea, en una batalla a muerte, para la liberación del hombre por el cual habían dado su voto de honor de defender. Al ascender a las aeronaves, todos comprendieron, que no había marcha atrás, y la mayoría dio un profundo respiro, varios de los hombres de la Guardia Nobile, ascendieron por la rampa posterior el C-130, donde se encontraban los caballos, un tanto inquietos por el lugar donde se encontraban, los hombres trataron con caricias de serenar los equinos, ya que despegarían dentro de la próxima hora. En el avión privado de ………………Una vez en el aire, y alcanzado la altura necesaria, desabrochados los cinturones de seguridad, Anthony, conecto los aparatos electrónicos y la enorme pantalla televisora, mostró la figura de Walter.-

-Hola Walter! -Anthony- contesto- Damas y caballeros, todo bien- -Nunca mejor que ahora- contesto Anthony con una sonrisa mientras miraba al grupo, en busca de aprobación y encontró en la sonrisa general mostrada en cada un de ellos, Estaban en camino, la adrenalina comenzaba a circular, la nerviosidad de hacía unas horas, había cambiado en el deseo, de comenzar y terminar con la misión. -Walter! –Pregunto-¿Hay algunos cambios en la situación en Syria?- No!- contesto mientras tocando unos botones mostró en la pantalla una foto detallada del lugar.- Como verán, esta ha sido tomada hace 30 minutos, la temperatura ha descendido un poco, no hace fío, pero tiende a ser poco confortable si no te mueves, y es evidente que se encuentran detrás de rocas y han cavado un poco para lograr extra protección y evitar ser detectados, Hay 30 hombres en las laderas del paso que conduce al refugio donde tienen al Papa, las fortificaciones en la entrada, no han variado, no han llegado refuerzos y se mantienen en 300 -Has podido ver que tipos de armas cuentan? – Pregunto Oded. -En el centro mirando al paso, que es donde es obvio, el frontal ataque debería iniciarse, ustedes mismos pueden ver………………(descripción del armamento) inmediatamente paso a mostrar las imágenes donde se veían unas fosas como rudimentarias trincheras.

Habían sido apiladas piedras, como paredes protectoras, bolsas de arena completaban la fortificación de las mismas que formaban una pared de unos 100 metros de una ladera a otra del refugio. Afortunadamente la selección del lugar, que ofrece la oportunidad de desplegar solo un centenar de de hombres para su defensa, deja completamente desprotegida la retaguardia, y el emplazamiento del armamento en la plataforma será vuestra puerta de ataque una vez que aseguren al Papa- - Correcto contesto Anthony, y la cantidad de explosivos acumulados junto al emplazamiento, nos daba la ventaja que no tenemos en la cantidad de tropas. Lo importante es que ningún ataque comience hasta que su Santidad esté seguro. Necesitamos después de liberar al Papa, 30 minutos para completar la eliminación de los hombres en las laderas del paso, asegurar sus posiciones y re dirigir las armas pesadas, a las trincheras.

En ese tiempo, posicionar la caballería, una vez comenzado nuestro ataque con las bazookas para abrir una brecha, y se encuentren reposicionando sus armas pesadas. Tendremos 15 minutos después que abramos fuego y se abra una brecha lo suficientemente amplia atacará la caballería, conjuntamente con la apertura del fuego desde las posiciones tomadas en las laderas de la entrada al Valle al mismo tiempo, las tropas mecanizadas iniciaran su marcha por el desierto con todas las luces y sonidos posibles. (Poner esto en el otro avión desde Chipre a Syria) Thomas y Nick y sus hombres iniciaran la marcha inmediatamente que la Carga de caballería se encuentre en el valle, les llevara solo pocos minutos estar apoyando la Guardia Nobile, en el combate cuerpo a cuerpo, pienso que la superioridad del equipo, la combinación de los Caballos y las la rapidez y la sorpresa, mas los refuerzos de La Guardia Suiza y la Gendarmería llegando inmediatamente detrás sumado a los 2 F-24 pasaran sobre las montañas en vuelos rasantes por las posiciónese.-me olvido de algo?

¡No! –Contestaron todos al unísono, -Creo que el destino de esa pobre gente esta ya sellado, en una tremenda derrota.’ Walter! – Dijo Susana, interrumpiendo pásame los detalles pulgada por pulgada de la pared a escalar, si no escalamos esa pared, todo ese discurso, se perderá llevado por el viento del desierto. - Anthony enrojeció un tanto mientras el grupo reía estrenduosamente.- Tu deseo es mi comando, hermosa.- Walter desapareció de la pantalla y la imagen cambio a las fotos detalladas, con cada minúsculo detalle, casi tridimensional en perfecta resolución, tomada con varias cámaras a la vez.

Por el resto del vuelo, Susana no dejó de estudiar cada detalle, en cada roca, cada hendidura en que pudiera poner sus dedos y sus pies, lo mismo Anthony que permaneció con ella, gravando cada detalle en sus mentes. Re- examinando las fotos y haciendo preguntas a Walter.


comparte esta página en: