+
El Tesoro del Templo y la Copa Sagrada - Capítulo XVII - Las Oficinas de Lord Whittaker - Los he citado a esta hora de la mañana para discutir el problema que tenemos y la necesidad de resolverlo antes que el Vaticano tenga tiempo de traducir los documentos y encontrar las claves que conducen al tesoro, comenzo diciendo Lord John.

Las Oficinas de Lord Whittaker


El Tesoro del Templo y la Copa Sagrada

Capítulo XVII

Las Oficinas de Lord Whittaker

A las siete y media se encontraban en el lujoso salón de conferencias de las oficinas de Lord John Whittaker, el profesor Aviel, Charles y Daniel.

─Los he citado a esta hora de la mañana para discutir el problema que tenemos y la necesidad de resolverlo antes que el Vaticano tenga tiempo de traducir los documentos y encontrar las claves que conducen al tesoro ─comenzo diciendo Lord John y dirigiéndose a Daniel le pregunto ─

¿Has hecho algo con las instrucciones que te he dado?─.

─Sí, su excelencia. Luigi, en Roma, me confirmó que lo que usted desea es posible, pero si bien ellos pueden ayudar en los preparativos y suministrar los soportes para las operaciones, no creen poder encontrar a alguien que entre al Vaticano a llevarse algo ─dijo encogiéndose de hombros.─ Supongo que tiene que ver con una cuestión religiosa─.

─ ¿Cuáles son tus planes ahora? ─ pregunto Lord John con un dejo de frustración en su voz.

─Tengo cuatro hombres, todos ellos ingleses muy bien entrenados, que no están atados a supersticiones religiosas ─contesto Daniel. ─ Salimos para Roma esta noche, y pasado mañana, tendremos los documentos en nuestras manos─.

─Perfecto ─exclamaron en voz alta Aviel y Lord John, mientras Charles aprobaba con un movimiento de cabeza.

─David ─dijo Lord Whittaker dirigiéndose al profesor,─ tu debes ir con ellos para salvaguardar los scrolls, y avisarme inmediatamente el resultado. Tendrás un charter en el aeropuerto esperándote para traerte a Londres una vez que los tengas en tus manos─.

─Lord John ─contestó David.─ ¿Usted cree que estos hombres puedan atravesar la seguridad del Vaticano y llevarse unos documentos de tanto valor? Nunca se hizo algo así, que yo tenga conocimiento─.

─Precisamente esa es la razón: nadie esperara que suceda ─contesto el Lord y agrego con una sonrisa:─ será un tema del que se conversará por siglos─.


comparte esta página en: