+
El Tesoro del Templo y la Copa Sagrada Capítulo XXVI - El Estudio de Lord Whittaker - Una vez que Daniel guardó el celular con el que se había comunicado con Anthony, levantó su cabeza y miró hacia lord Whittaker, de pie frente al gran ventanal que brindaba una magnifica vista del Thames.

El Estudio de Lord Whittaker


El Tesoro del Templo y la Copa Sagrada

Capítulo XXVI

El Estudio de Lord Whittaker

Una vez que Daniel guardó el celular con el que se había comunicado con Anthony, levantó su cabeza y miró hacia lord Whittaker, de pie frente al gran ventanal que brindaba una magnifica vista del Thames. Entonces el Lord se dio vuelta y dirigiéndose a Daniel, exclamó:

—Esto está hecho, pero debemos prestar mucha atención a la situación en Colombia. Me he enterado que Saturnino está vivo todavía, es decir que el Pedraza que tú tanto recomendaste, falló miserablemente. Ahora está en manos de la DEA y si lo hacen hablar, el laboratorio y toda la inversión se perderían. No sólo eso —agregó con un tono furioso en la voz—.

Si algo le pasa a esa mujer, perderemos los scrolls y Dios sabe qué más. Tú tienes que solucionar esto, el Saturnino ese debe morir, donde quiera que lo tengan y cueste lo que cueste —agrego gritando—. ¿Me has entendido?

— ¡Sí! Your Lordship —dijo saliendo con pasos apresurados de la oficina. El profesor Aviel que se encontraba también escuchando el desarrollo de la conversación, pensó “¡Cuándo me tocará a mi!” No tuvo mucho que esperar mucho más, ya que Whittaker se acercaba a él, inquiriéndole: —

¿Cómo va la traducción?

—El proceso es muy lento, los tres mayores especialistas en la lengua en que está escrito el scroll, son los dos en el Vaticano y la hermana Rosa —contestó Aviel—.

Hemos quitado dos de ellos por el momento, enviaremos unos agentes y en la primera oportunidad desaparecerán. Ahora es importante consolidar nuestra posición en el Cartel, debemos estar a cargo de ese laboratorio y sus productos.

Hasta que hayamos consolidado nuestro control en Colombia, no podemos estar seguro de tener nuestro as de espadas en la manga, ya que si Susan aparece muerta o herida en Colombia, nuestra ventaja para hallar los artefactos se habrá perdido —y dirigiéndose a la pared, señaló un mapa de América, en el que se podían apreciar los cuidadosos detalles.


comparte esta página en: