+
El Hijo de  Susy. Capítulo XVII.

Un Hombre de Provecho


  • El Hijo de  Susy

Capítulo XVII

Final

Después del relato de la vida de Judith, Walter  dijo  - Judith,  es terrible, todo lo que me has contado de tu vida, todo lo que he sabido de mi madre, y de ti, en tan pocos días, déjamelo asimilarlo, entender y comprender un poco, estoy sumamente confundido, en este momento, no se tan siquiera donde estoy parado. - te diré, lo último que tengo que decirte y después me iré...  tu madre, antes de morir me dio esta carta para ti  y este dinero  que  dijo, eran sus ahorros y te los dejaba a ti, pero como te había visto, con una buena familia, me lo ofreció a mí,  para que dejara esta vida. Tómalo es tuyo, es un dinero que ha sido conseguido  con sangre, sudor y lágrimas,... Ahora sí, nada más tengo que decirte... adiós....

  • No espera Judith, siéntate, ahora yo quiero decirte algo... toma este dinero, es tuyo, mi madre te lo dio...  - no, Walter....no!.... - mi madre te lo dio, para que salieras de esa vida y yo también quiero  que lo hagas... Después, veremos qué pasa... tómalo, anda, tómalo.  - no, no debo aceptarlo.... - si tú me quieres como dices, debes aceptarlo. - gracias, veras... dentro de un tiempo, seré otra persona... Es como si naciera de nuevo. Gracias... Walter, perdóname, que te haya mentido al principio, pero... te amare siempre...!!  - seguiremos juntos Judith - no... vamos a esperar.... un tiempo.... después... con el cambio...  veremos...  Adiós Walter. = se levantó y se fue corriendo  y llorando = el la seguía con  la mirada, leyó la carta de su madre, en la que le decía, que lo quiso  toda la vida, que al separarse de el , fue para que tuviera una vida mejor y que se iba feliz, porque el sacrificio de no tenerlo valió la pena, porque tuvo la dicha de poderlo abrazar y estar unos momentos hablando con él  y sabiendo que va a ser un hombre de provecho, no importaba que el no  supiera quien era, porque moria muy feliz....

Después de leer la carta, se le cayeron dos lagrimones... Se quedó pensativo..., pago el café y se fue a hablar con sus padres, los encontró en la sala - papá, mamá, dentro de un año, a lo sumo dos me caso.... !!!!  Queeeee!!!!  = dijeron sus padres =- si, dijo Walter es un proyecto que tengo  - y quien es la afortunada?...si no te molesta decírnoslo, = preguntó Teresa -se llama Judith... Pero ella aun no lo sabe- como que no lo sabe?- lo  único que les puedo decir, es que esto lo hablaremos ahora y después nunca más.  La vida me ha cambiado y he madurado mucho, siéntense, que les voy a contar todo lo que me ha pasado . Tu mamá nada sabes y tu papá lo que sabes es muy poco, así que ahora, sabrán la verdad de todo y porque he decidido, dar un vuelco a mi vida, de 180 grados.

Walter, les conto todo, incluso la vida de Judith, que fue cuando tuvo que esperar a que Ernesto se repusiera, porque al explicar el origen de Judith, Ernesto  se dio cuenta de que era su hija y se sintió mal, tan mal, que tuvieron que llamar al médico… Lo halló, con un estado emocional tan grande y una pequeña arritmia pasajera. Le indicó un día de reposo absoluto. Cuando el médico se fue, Teresa, que también estaba conmovida extraordinariamente con lo que había oído  dijo  - Ernesto, espera yo también, necesito  un respiro, todo esto es muy fuerte. Walter, espera hasta mañana, para poder seguir hablando de esto. - Walter, les dijo  - al principio, me costo horrores aceptarlo, pero es la realidad. - vamos mama, dejemos descansar a papá un rato. - vamos,  después te traeré algo de comer Ernesto.

Ernesto se quedó solo, y pensaba en Judith, se decía  - mi hija, una ramera, mi hija violada por un canalla. No tengo  perdón de Dios, realmente he sido un canalla. No me puedo dar a conocer como padre, pero lo que no hice nunca, lo hare ahora... la protegeré sin decirle nada... solo me presentaré como el padre de Walter, al otro día todos estaban reunidos en torno a la mesa para desayunar. - Walter habló = bueno como estas papá, estas bien,  - sí, hijo muy bien   - bien para terminar, les diré, que mi madre dejó una carta para mí, en que me dice, no su voluntad, sino lo que gustaría que sucediese, me dice que me quiere, que me quiso mucho y que muere feliz al verme con una buena familia, con verdaderos padres que me quieren bien  y me  dan y me  siguen dando todo lo que unos buenos padres le pueden dar a un hijo. Teresa y Ernesto  con ternura dijeron !! Hijo!!

Déjenme terminar, decirles que Judith es una muy buena persona y que la apoye siempre, le dejó bastante dinero, todos  sus ahorros, para que dejara esa vida;  Hasta ahí, la carta de Susy, que conocí sin saber que era mi madre biológica y por ultimo me queda decirles, la conversación que tuve hoy de mañana con Judith, cuando vino a avisarme deshecha en lágrimas por  el deceso de mi madre... Demostrando entonces  los elogios que Susy había hecho de ella… fue Judith  la que vino a avisarme que mi madre había muerto, A traerme la carta y el dinero.... Otra en su caso y más en ese ambiente, hubiera tomado ese dinero para sí,  y nada más.... JJudith no es así, ha sufrido mucho, pero así y todo, vino a traerme el dinero sin tocarlo...

Ernesto dice... Y tú que hiciste? Ella, ya se levantaba para irse y yo la tome del brazo, y le dije que el dinero no lo precisaba y que si había sido la voluntad de mi madre,  que cambiara de vida yo también lo quería, entonces me dió un beso en la mejilla, me dijo adiós, y se fue llorando.... Esta es toda la historia.. Teresa le preguntó = entonces porque dices que te vas a casar en dos años, tendrás sólo 22  y con quien lo harás? Con Judith? No me parece conveniente, es una prostituta,... - lo era mamá... lo era....ya no lo será nunca más.  - pero....  - mamá nunca hemos discutido y no lo vamos a hacer ahora. Lo único  que te digo es que es una decisión tomada, ya lo pensé mucho y es lo mejor para mí, nadie me va a querer como ella y yo estoy profundamente enamorado y esto es para toda la vida, si tú me quieres ver feliz acepta mi decisión.

  • Walter, tu eres los ojos de mi cara y te respeto mucho, sé que tu decisión no es apresurada y lo has pensado mucho… Su padre venia de su cuarto y escucho las ultimas palabra de Walter = sólo le dijo Teresa… pero hijo, estas seguro de que te conviene? ... me conviene madre, me conviene. - me conviene mamá me conviene, no te olvides que nuestras historias son muy similares, y te garantizo, es muy buena persona. Bueno... mamá, papá, con esta conversación, queda automáticamente sepultado, el pasado mío y el de Judith  - bueno eso, es lo mejor hijo, anda a buscar a Judith = le dijo el padre = - lo apruebas papa?...  - sí, hijo, anda a buscarla y tráela a vivir con nosotros -!! Eeeh!! Dijo Teresa  -!! Queeee!!  dijo Walter - lo que oíste, - papá es la alegría más grande que me podían haber dado, voy  volando.!!

Serían las diez de la mañana, cuando la vio cruzando la plaza, en dirección a una agencia de ómnibus. Se retiraba del lugar. Walter se le acercó  y le dijo, - me permite que le lleve la maleta Sta.,? - no Walter, no... tus padres.  - adivina qué? Mi padre, me dijo que te fuera a buscar.  - no!! No lo puedo creer!!...no debo hacerlo. - sí, mi amor, si, y te digo más, dentro de uno o dos años nos casamos.  -!!! Queeee !!!  estás loco, pero que estás diciendo? No!!....  - está decidido, quizá antes,  - pero amor mio...!  - dime  = pensándolo bien = antes de ir a tu casa…  vamos al hotel, a la habitación 416, la misma habitación de nuestro primer encuentro, que me descubrí ante tí, por primera vez y donde me enamore de ti. - sí, vamos amor mío... Y  entonces en la misma habitación del  416 del hotel de aquella magnifica primera vez, hicieron el amor, comenzando a construir un futuro distinto y feliz, de aquellas vidas que se encontraron buscando un origen y la vida les cruzó los caminos, formando un mismo futuro, lleno de alegría y felicidad.

fin.

Epílogo

Esta historia, podía tener otro final más amargo, más real, más triste, pero me gustan los finales felices, es un final hermoso para una historia amarga. Esta historia de ficción, tiene muchos visos de realidad, y además, porque es mi deseo, que no se discrimine a estas mujeres, pues tienen historias muy fuertes y horribles, son seres humanos, no desecho, que algunas caen en el oficio más viejo del mundo, porque desde que nacieron, no conocieron otra vida y también porque son seres depravados, caen todas en la misma bolsa, pero hay seres muy desgraciados que son llevados a realizar ese oficio que quizá ellas mismas odien.

Olegario Juan Caorsi


comparte esta página en: