+
El Hijo de Susy. Capítulo XI.

Judith


  • El Hijo de Susy

Capítulo XI

La desgraciada vida de Judith

Cuando Ernesto se enteró del  fin de Olga, esa noche lloro mucho. Al otro día fue al pueblo a buscar a su hijo, ya no importaba lo que la gente dijera. En el pueblo se enteró, que Olga había tenido una niña y le había puesto de nombre Judith,  pero ya no estaba, porque un hombre que vino cuando Olga murió dijo que era el único pariente de Olga López y se la había llevado. Volvió Ernesto a su casa muy amargado, ahora sabía que tenía una hija y que dicha niña tenía 9 años. El familiar que se llevó a Judith, la llevo a un orfanato, y la dejo aduciendo que la madre había fallecido y que él no la podía tener. En el orfanato estuvo 4 años; cuando tenía 13 años, conoció al que sería su hombre y su desgracia.

También era un muchacho de 14 años, que tuvo una infancia terrible desde los 5 años de vida, su padre le echaba la culpa, de no poder superar el hecho, de que era otra boca que alimentar y no faltaba la oportunidad de pegarle a su madre y a él. La madre era una pobre mujer que lo único que conocía de su marido, eran los golpes que le daba  a mansalva y para que no la golpeara, le obedecía en todo. Un día el hombre llego borracho y fue a golpear al muchacho, porque no le llevo un vaso de vino, y antes de que lo hiciera, el niño le dio una puñalada y lo mato, luego se fue de la casa para vivir en la calle y ahí empezó su vida delictiva, con 12 años tenía más de 25 entradas, en las Comisarias  y además dos muertes, sin contar la de su padre, ya era un chico perdido, irrecuperable, en una de esas entradas, lo internaron en el orfanato donde estaba Judith.

Ahí, Judith lo conoció y empezó su calvario y cuando Judith tenía  11 años se escapó con el;  La noche que se escapó, fue la más larga y terrible de su pobre vida, amenazada de muerte por su compañero, fue violada salvajemente y comenzó su  tormento. Después que la violo, la llevo arrastrándola al burdel, donde trabajaba Susy, en ese entonces, prostituta activa. Judith pasó su adolescencia  hasta los 22 años, en ese ambiente, no conoció nada más que eso en su corta vida, pues este muchacho ya delincuente, la obligo a que trabajara, cuando tenía 15 años, el mismo día de su cumpleaños, tuvo que recibir su primer cliente, cuando otras niñas festejan el haber llegado a esa edad, y sueñan con su fiesta de 15, la pobre Judith, sin quererlo entraba al mundo de la prostitución.

Así, siguió después, el hombre venia todas las semanas, se quedaba una noche con ella, a veces la golpeaba y le sacaba todo el dinero. Hasta que un tiempo después, recibió la buena noticia de que a su hombre, lo habían matado en un bar en un ajuste de cuentas. Volvamos entonces a nuestra historia central, después de la conversación, que mantuvo con su padre, Walter pensó ¿porque me habrá dicho que tenga cuidado?, pero también pensó, que eran las preocupaciones, lógicas de un padre. Además como el encuentro con Judith fue la primera vez, no fue feo, todo lo contrario, fue hermoso, maravilloso, Walter, soñaba con los, momentos vividos, con Judith y ya ansiaba verla de nuevo.

Al otro día a las diez de la mañana Walter ya estaba en el bar, estudiaba mientras esperaba con ansiedad, la llegada de Judith. Tuvo un momento de desencanto, al ver venir a Judith con Susy . Pero el verla le alegraba el corazón.  -buenos días Walter. Dijo Susy  - buenos y esplendorosos días  Susy… buenos y encantadores días Judith  - como exclamó Susy  = que se imaginó lo que había pasado =  - oh, no lo tome a mal Susy, es que Judith, estuvo conmigo ayer y me mostro un mundo que no conocía.  - Susy mirando a Judith =  me lo imagino... me lo imagino.  - =la que habla ahora es Judith  =Walter hemos venido para hablar del  tema que nos unió. -- si, y como verán, yo tengo mucho interés en conocer mis orígenes, saber quién es mi madre, conocer mi historia.

Judith, notó que Susy empezó a temblar y entonces, le tomo la mano por debajo de la mesa y le dijo  - escúchame Susy, aparte del orfanato, con el dato que te dio el Director que lograste? - por el momento muy poco, porque en realidad el dato que pude confirmar es la fecha de nacimiento 27 de agosto de 1972.  -- es mi fecha! dijo Walter = y ahora tendría 20 años, que es la edad que tengo ahora. -- espera, espera un poco = dijo Judith, viendo a Susy muy nerviosa, vamos a cotejar nuestros informes, con los que tienes tú, ahora espera hasta mañana, que nosotras  nos comunicaremos contigo. Te adelanto que si tenemos que salir de la ciudad, no nos veremos en unos días  -- Judith, no demores, sabes que te necesito. -- ya lo sé, pero piensa, en la búsqueda de tu madre, dame un beso. -- y a mi  = le dijo Susy  sonriendo. =

Walter besó a las dos mujeres, les dijo, ojalá tengan suerte y llamó aparte a Judith y le dijo  -- tienes que ir tu también? No puede ir solo Susy?  - yo no puedo dejar a Susy sola, con tamaña responsabilidad, esto lo empezamos juntas y lo terminaremos juntas. -- Judith por favor, necesito estar contigo otra vez… - volveré Walter volveré… Judith lo   beso en la mejilla, y alcanzó a Susy que nerviosa la esperaba en la puerta del bar.- Susy vámonos. - Judith, que hacemos ahora?  Adónde vamos a ir? espera, vamos a pensar bien lo que vamos a hacer. Pienso que por lo  menos por tres o cuatro días, lo tenemos que dejar de ver y mañana  vamos a ver que nos dice el director del orfanato. Al otro día temprano, las dos mujeres, se encaminaron hacia el orfanato.

El director las recibió enseguida.  - señoras, les tengo buenas noticias, = Susy comenzó a temblar Judith la contuvo =Siguió el director  -- se acuerdan el joven que vino antes que ustedes  el otro día? Bueno hice todas las comprobaciones, coteje todos los datos y hay una sola conclusión señora Susy. - si señor?...  -- ese muchacho, ese joven... es su hijo. --! Susy! ! Susy! = Susy se desmayó = -- Judith le pidió al director  -- un vaso con agua -- toma Susy, Susy tranquila amiga...tranquila!!  -- ay! Judith... Judith... -- tranquilízate... tranquilízate....por  -- favor...Susy!... dijo el director --- quiere que llame un médico. -- si, por favor. -- no... no...gracias ... Ya estoy bien...no llamen a nadie...un vaso con agua por favor. -- estas bien  Susy? -- sí, estoy bien.

Sr. Director, gracias por su gentileza = dijo Judith = ahora llevaré a Susy a descansar. Lo único que le pedimos, es que aun, no le diga nada al joven, después nosotros, le avisamos, para que se lo confirme -  - haré como ustedes dicen, -- gracias Señor Director. Salieron las dos mujeres, del orfanato. -- dijo Susy  = espera Judith,  déjame tomar un poco de aire... Judith... he tomado una decisión... espera... tengo una fatiga que no puedo ni hablar... -- que te pasa Susy?... no me asustes...  - no... no... espera ... escúchame, tome una decisión . mi...hijo, nunca debe saber que yo... soy su madre.... que decís? Susy!... que decís?...  -- lo que oyes, nunca Walter debe saber que soy su madre. -  -- pero que decís?!!! Susy, que decís?... -- yo lo veo, hablo con él, soy su amiga, prefiero tener su cariño de amigo. Que su vergüenza, al saber de dónde vengo.

Y cuando ahora  lo veamos y nos pregunte, que le vamos a decir...  -- que encontramos a su madre y que había fallecido y que le dejó una carta. -- una carta?  -- si, una carta, después veo que le escribo. -- y si te pregunta, si encontraste a tu hijo   -- le digo que hasta ahora no tengo indicios, que el dato que tenía era falso y más adelante si insiste ya veremos...  Con estas palabras dieron por terminado el tema y hablando de banalidades,  se encaminaron hacia el burdel.

Olegario Juan Caorsi


comparte esta página en: