+
En esta vida, en la que muchos seres humanos, producen incontables historias, podemos rescatar distintos personajes que pueden ser victimas débiles e Indefensas y con diferentes finales.

EL Hijo de Susy


  • Novela

Olegario Juan Caorsi
Olegario Juan Caorsi
El deseo carnal de los hombres, a veces, es tan intenso, que hacen cualquier cosa por conseguirlo y se ha materializado tanto, que se mueven fortunas alrededor de él. Es humano que dos seres se busquen y se amen  y se fundan espiritual Y físicamente, como si fueran uno solo. Es humano que exista la atracción entre un hombre y una mujer, porque es la vida, es el amor, pero lo que está mal, es que se haga un comercio de tal situación, aunque si bien es cierto que la prostitución existe desde que el mundo es mundo, lo que hace al ser humano diferente de cualquier animal, es que tiene raciocinio, que puede pensar y saber lo que está bien y lo que está mal, pero muchas veces, incontadas veces, el ser  humanes peor que los animales.

El animal no puede pensar, se guia por instinto, y eso es lo malo en los hombres. Que es lo triste de todo esto, que los hombres pagan y esas desdichadas cobran por el acto sexual. Sin embargo muchas veces he sentido decir a las prostitutas, que tienen hijos  que los esconden o los dejan fuera de ellas, porque no quieren esa vida para ellos. Ellas saben que no dignifica en nada, al ser humano estar y vivir en el ambiente en que ellas se mueven. Aunque ese ambiente fue creado, por el propio ser humano, nadie ha intentado preguntarse , porque se crea esta situación. Hay mil respuestas, por la situación económica de esas mujeres, por los explotadores, llamados proxenetas , que es la más baja condición de un hombre, por un esposo golpeador,  para darle de comer  a sus hijos, por pura lujuria, por las clases altas que quieren esconder a los hijos bastardos , habría infinidad de respuestas y todas por una causa u otra, llevan a las mujeres a la prostitución.

Pero es un hecho que existe, para  cambiar esta situación se tendría que  cambiar la mente de los hombres y eso es imposible, pero si con esta novela, ayudaría a que por lo menos una mujer saliera de esa vida me daría por satisfecho, porque se que dentro de cada mujer que tiene ese papel, en la vida no puede nunca ser feliz.Y a los hombres no les importa, que en este mundo de comercio carnal traiga todo tipo de enfermedades, todas demasiado terribles, que muchas veces los que las sufren las esconden y no quieren hablar de las mismas. Y en esta vida, en la que están muchos seres humanos, se producen incontables historias, todas con personajes terribles y victimas débiles e Indefensas, con finales todos llenos de amargura, tristezas y muerte.

Que estas palabras sirvan de prólogo, para esta historia triste amarga, que denuncia una realidad antigua como el mundo, y hoy en el tiempo de la tecnología, sigue existiendo y de manera mucho más sofisticada. Pero aunque es una historia triste , tiene el amor y la dulzura de una madre, y por que no el amor... Y la salvación de una de ellas. Estimados lectores esperando que su lectura les agrade y los haga pensar un poquito nada más que un poco ya, mi deseo quedará satisfecho.

Olegario Juan Caorsi


comparte esta página en: