+
Le pediré, que le de gracias a dos personas mas que vendrán a hablar con usted, porque fueron ellos, los que realmente le salvaron la vida, fueron los que lo recogieron después que fue atropellado y lo trajeron aquí.

Testigo


  • Clara

Tratamiento Médico

Capítulo XII

En la reunión en que  estaban Héctor, Carlos. el médico y el abogado, Héctor les decía…

-Y si salvamos a este hombre que para mi intentaron matar, quizá sea la prueba que andamos necesitando.

Entonces llevaron al lesionado para la casa de Héctor a los efectos de curarlo de sus heridas y lo instalaron  escondido en una habitación de servicio  aún  sin usar del restaurant; allí fue el médico a verlo y luego de examinarlo, les dice a los demás.

-Voy a tratar de estabilizarlo, pero tengo que sacarle unas placas, para estar seguro…, tiene lesionada la columna  y creo que no volverá a caminar. No  se puede mover, tendríamos  que  llevarlo  al Consultorio que tengo gracias a Don Francisco donde hay todos los elementos necesarios, como rayos x  y todo  lo  necesario  para  hacerle  una revisación  completa; en  cuento  a  moverlo, le pondremos una tabla grande al lado de  la  cama  y moviéndolo  lo  menos  posible, lo pasaremos… Héctor toma  las llaves, anda al  garaje de la policlinica y trae la ambulancia

Así  lo  hicieron y ya en la policlinica el doctor lo examinó  cuidadosamente, después que terminó con el examen dijo… lo que me temía, la columna esta muy dañada pero haré lo imposible para ver si puedo por lo menos  que pueda caminar con muletas, tendré que dejarlo internado  aquí , no puedo cerrar la policlinica por mis pacientes, pero si Uds. me ayudan, podemos fabricar en el terreno del fondo, dos cuartos mas, prefabricados que se levantan en 24 horas.

-Héctor comenta que hay una Empresa, que se encarga de eso, son conocidos míos,  los puedo llamar y pueden venir mañana a primera hora.

-Dice el doctor que un día puedo cerrar… pondré un cartel para atender pasado mañana en el horario habitual.

A los tres días el atropellado, ya estaba instalado en su nueva habitación y cuando despertó, lo primero que vió fue la cara del Medico,

-Que pasó, donde estoy?

-Esta con amigos

-Lo único que recuerdo, es a Alfonso, ese mercenario, tirándome el auto contra mi.

-Ud. no tiene idea, porque lo quisieron matar?

-Pienso, que porque se demasiado

-Porque dice eso?

-Por mis amigos, él mato y yo lo vi… No puede ser otro más que él quién  despacho a mis compañeros.

-Lo de los accidentes?

-Si

-Y sabe algo mas?

-Y Ud. quien es, de la policía?

-No, soy el medico, que le salvo la vida.-

-Se lo agradezco, ahora me voy, he ¡ no puedo moverme, que me pasa?

-Tranquilícese, yo voy a tratar de curarlo, quiere que sea franco con Ud.?

-Si. por favor.

-Bueno, (el médico arrimó una silla cerca de la cama)… Lo que le dejó el accidente, es la columna muy dañada, gracias a Dios , no está quebrada, pero está a un paso de quebrarse, no puede caminar, ni podrá sino sigue mis indicaciones.

-No me diga que no voy a caminar mas.

-No, no le estoy diciendo eso, pero le digo que no caminará mas si no hace lo que le digo, lo  primero  que tiene que hacer, es hacerme caso en el tratamiento, en segundo lugar este será de ahora en adelante su hogar, ahí tiene un timbre  por si necesita algo y yo, personalmente vendré  a atenderlo. Ahora lo último que le pediré, que le de gracias a dos personas mas que  vendrán a hablar con usted, porque fueron ellos, los que realmente le salvaron la vida, fueron los que lo recogieron después que fue atropellado y lo trajeron aquí.

-Gracias Doctor, seré un corderito, pero apenas me pueda levantar me vengaré  de ese Alfonso.

-Por el momento, no piense en vengarse y escuche primero lo que le dirán Héctor y Carlos que así se llaman los que le salvaron la vida.

Al otro día en la Empresa, estando Clara firmando unos papeles, le avisan  que el Sr. Alfonso desea verla.

-Hágalo  pasar y no me pase ninguna llamada, ni que me moleste nadie en esta conferencia  so pena de perder el empleo.

Al abrirse la puerta la secretaria hace pasar a Alfonso y antes de irse la secretaria clara le vuelve a decir…le reitero que nadie me moleste por nada.

-Bien Srta.

Al cerrar la puerta la secretaria

-Y bien Alfonso?

-Esta hecho

-Los tres ?

-Si

-Yo sabia que cuando me fije en ti, sabía en quien me fijaba.

-Espero que ahora cumplas con lo prometido.

-Y  que fue lo que te prometí ?

-El poseerte

-Quieres poseerme?  Pues te diré que para eso tienes que darme seis meses de tu sueldo, sirviéndome fielmente

-¡ Queee ¡? Estas loca ?

Ella se empezó a desnudar lentamente

-Me quieres o no me quieres? te diré que  nunca he estado con ningún hombre, tu serás el primero,

-Si, te quiero, te quiero, no puedo mas es necesario que hagamos el amor y ahora mas que antes.

El la abrazó e hicieron el amor en la oficina, luego ella se vistió rápidamente y le dijo…. Alfonso vístete inmediatamente y ahora esperemos los acontecimientos.

-Vamos a hacerlo de nuevo, eres preciosa y quiero hacerlo de nuevo.

-Alfonso vístase y retírese ¡!!

-Pero, pero...

-Quiere que tome represalias con usted, váyase ¡!!!

Alfonso se vistió en silencio y cuando se dirigió a la puerta, se dio vuelta y le dijo  -¡!! Escúchame-¡!!!

-Osa usted, discutir una decisión mía?

No, no … perdón .

-Mañana a las diez preséntese, otra vez aquí (Alfonso se fue y Clara levantó el teléfono y pidió que la pasaran con la oficina de personal -Hola, habla la Srta.,  Piñeyrua,  me comunica con el jefe de personal

-Si, Srta.

-El jefe?

-Diga Srta. 

-Al Sr. Alfonso de la fábrica de  automóviles, redúzcale el sueldo al 50 por ciento.

-Al cincuenta?

-Si al cincuenta, esta sordo?

-No Srta., está bien como usted ordene… y en que destino derivo ese cincuenta por ciento del Sr. Alfonso Srta.

-Destínelo al rubro publicidad.

-Como  usted diga Srta.

Fín Capítulo XII

Olegarius


comparte esta página en: