+
-¡Hija! que suerte que has venido, estoy con el jefe de personal, para imponerlo de la noticia que le daré; de ahora en adelante tu serás la nueva gerente general y vicepresidente de la empresa...

Gerencia General


  • Clara

Vicepresidencia

Viaje

Capítulo IX

Después de la invitación que les hizo a Clara y a su Sra. de festejar el reencuentro con una comida   y una botella de champagne, este era un código que tenían con Héctor y Carlos que si pedía una buena comida acompañada de una botella de champagne, es que todo iba bien, y se pedía una comida frugal con vino era cuidado y atención y si  decía que rechazaba el pedido, era pedido de auxilio. Llamó entonces al restaurant de Héctor y el atendió;  Francisco le dijo que agregara una botella de champagne y  Héctor le contesto:

-Entendido  Don Francisco, le aviso que por cualquier cosa mantenemos la vigilancia.

-Bien, bien, gracias  (y corto)

-La hija no perdía ni por un momento el movimiento de sus padres... pasaron unas semanas y todo era normal, el padre había retomado la presidencia de la Empresa y había recomenzado a recuperarla de la debacle de esos cinco años, en que fue dirigida por el Gerente, en donde lo único que hizo fue llevarle documentos, para que la Sra. Sandra los firmara, llenándose dicho gerente el bolsillo, porque distrajo capital, que ponía en su cuenta personal. Poco tiempo le basto a Don Francisco, descubrir el desfalco y entonces despidió al gerente sin indemnización alguna,  y llamó a su hija a la empresa. Clara ni se imaginaba, la noticia que le iba a dar su padre.

-Se bajo del auto  frente a la empresa y se dijo para si - no fuiste mía por un pelo, pero ahora si lo será, aunque aun es temprano para hacer ningún movimiento, bueno veremos que es lo que quiere el carcamán. Clara entro al despacho de su padre.

  • ¿Papá ?

-¡Hija!  que suerte que has venido, estoy con el jefe de personal, para imponerlo de la noticia que le daré; de ahora en adelante tu serás la nueva gerente general y vicepresidente de la empresa.

-¡!!!   Queeee  ¡!!!  (ella misma se sorprendió)

¡!! papá ¡!!  Gracias por tu confianza

-Espero que hagas honor a tu apellido.

-Ya veras si hago honor al apellido… ( y se dice para si,)  ahora tengo que esperar un poco mas para interiorizarme mejor de la Empresa, esta mejor no me podía salir)

-Mañana convocaremos a una reunión de directorio, en la cual oficialmente quedaras impuesta en tu cargo.

-Otra vez gracias papá y no te arrepentirás de haberme  dado este puesto

-Hija, tu querías poder, después de mi las ordenes las darás tu, pero antes tienes que interiorizarte del funcionamiento de la Empresa.

-Así es papá (esto me esta saliendo de maravilla)

Y así, todo estuvo tranquilo durante un año, el trabajo de Clara fue muy eficiente, ella había logrado, la confianza total de su padre, hasta su madre había notado,  que ella aun  con tenerla en contra, le pareció que la maldad  de su hija iba desapareciendo; hasta los amigos de Don Francisco, estaban asombrados del cambio de la hija y desatendieron un poco la vigilancia que tenían sobre Don Francisco, ya que este les dijo que lo dejaran a él un poco libre, porque su hija Clara estaba seguro de que había cambiado.

Ahora Clara había ganado terreno, les había dado a sus actos una nota de confianza, pero le pareció ya la hora de atacar, pero de una manera distinta. Ella consiguió, sin que  nadie lo supiera un grupo de hombres de mala reputación, a los que había empleado en la Empresa, con el único propósito de tenerlos a la orden. Clara llamó  un día a las diez de la mañana  a los cuatro empleados de ella, mientras pidió a su  secretaria que no fuera molestada bajo ningún concepto.

En esa reunión secreta urdió un plan para deshacerse de sus dos padres. Tenia que ser al otro día. El plan era el siguiente, conseguir que sus padres hicieran juntos un viaje de descanso y mandar el coche al taller para prepararlo para dicho viaje. Esa tarde, Clara va a ver a su padre a su despacho

-Hola papá, te vengo a proponer algo.

-Tu dirás hija.

-Tu sabes que ya he dado muestras de  mi aptitud y sé que hace años tu y mamá no hacen un viaje de descanso, sin pensar en problemas, los dos solos,

-Te parece hija?

-Es necesario que lo hagan, tomen el auto y salgan sin rumbo fijo, como acostumbrábamos a hacer antes.

-Pues tienes razón hija, le diré a tu madre.

-No deja que yo le avise, para que vaya aprontando todo y enviare el auto al taller para para que le pongan combustible y revisen todo.

-Huja, has pensado en todo.

-Si  papá ( claro que esta todo pensado) Salió Clara de su despacho  para hablar por teléfono con uno de sus empleados…hola todo pronto? lleven el auto a casa a las 5 de la tarde

-Don Francisco llama a Héctor al quedarse solo…hola Héctor?

-Hola Don Francisco, como anda todo?

-Bien, bien, les llamaba para avisarles que Sandra y yo saldremos de viaje en auto…

-¿Como?

-Fue idea de mi hija.

-Su hija?

-Si, ha cambiado mucho y me conmovió  al hablarme de que hiciera un viaje con mi  Sra. y además ya había arreglado el auto y todo para el viaje.

-Héctor empezó a desconfiar y le dijo… por favor Don Francisco no se confié.

-Pero Héctor, ha cambiado mucho

-De cualquier manera, nosotros estaremos cerca, a que hora se van a ir?

-A las 5 de la tarde desde casa.

-Esta bien ahora son las doce estaremos cerca, Héctor colgó  y llamo a Carlos… hola Carlos soy yo, parece que va a haber movimiento

-Que pasa Héctor?

-La hija les preparó un viaje a Francisco y la Sra. ….

Fín de Capítulo IX

Olegarius


comparte esta página en: