+
Un café en una calle solitaria de Montevideo, son las 3 de la tarde, en este momento no hay publico; entra un señor bien vestido, elije una mesa en el fondo del salón.... Que se va a servir?....Un café por favor...

Clara


  • Empresario

Frigorífico

Capítulo I

Un café en una calle solitaria de Montevideo, son las 3 de la tarde,  en este momento no hay publico; entra un señor bien vestido, elije una mesa en el fondo del salón, y el mozo viene a atenderlo.

-Que se va a servir?

  • Un café. (el hombre estaba muy nervioso, saca una  agenda y escribe algo y al escribir el mozo nota que está muy tenso, luego al terminar de escribir llama al mozo .

-Cuanto le debo?

-No se va a servir nada mas? Son diez pesos.

-Tome.

(al irse el mozo, el hombre saca un revolver y se lo lleva a la sien, el mozo se da cuenta y le manotea el  revolver, pudiendo sacárselo )

-Pero hombre que va a hacer?

-Déjeme es mi vida y hago lo que quiero con ella !!

-Pero no, hombre nada es tan grave como para quitarse  la vida !

-Eso es lo que usted cree !

-Vamos cuénteme  que es lo que le pasa.

(al ver el barullo, se acerca el dueño del  café y  le dice al mozo )

Quédate con el, voy a buscar ayuda.

(El mozo ) a  ver cuénteme.

-Esto me pasa ve, yo tenia una empresa sabe?  Y  mi hija que tiene 22 años y esta enferma de poder y  ambición,  consiguió dominar a mi esposa, le  metió en la cabeza que yo tenia demencia senil.  la hizo  firmar un papel declarándome incapaz y me sacó  la empresa y como final para mi, me quería internar en una casa de salud… que le parece, tener como hija un monstruo así ?

-Pero no puede hacer esto, tiene que pensar en positivo e idear un plan para desenmascarar a su hija.

-No, no hay arreglo es cosa ya juzgada, la resolución el juez la dará el lunes y a mi no me dejaron dinero ni siquiera para pagar un abogado de 2ª categoría, déjeme terminar con mi vida!.

Al rato volvió el dueño del café, el mozo lo puso al tanto de  lo que pasaba y también le produjo indignación, el plan que urdió  la hija de ese hombre y le dio lastima, entonces el dueño del café le pregunto al suicida:

-Dígame Sr. Y de que Empresa  estamos hablando?

-Mi empresa es el  Frigorífico del Sur.

-¡ Queee ¡  el mas grande de Sudamérica?

-Si, y en el supuesto caso, es muy difícil, que pueda revocar el juicio de incapaz, pero en el caso de conseguir un buen Abogado, yo podría recompensarles.

-No nos interesa su dinero, pero si la injusticia, no es verdad Carlos ?  (asi se llamaba el mozo)

-El mozo lleno de indignación recalcó:  Por supuesto, no puedo creer lo de su hija Sr.?

-Francisco, Francisco Piñeyrua.

En ese momento llego el medico y el dueño se adelanto para hablar con él y ponerlo en antecedentes. El dueño del café le dijo al médico:  Dr. Ya no es necesario, por suerte se tranquilizó, pero igual seria conveniente que hablara con el, pero nosotros estamos dispuestos a ayudarlo en lo que sea necesario, no puede ser que un hombre este en ese estado por una hija mal agradecida.

Después que el dueño del café le contó al médico  porque estaba así ese hombre; El médico dijo: Entonces a la que habría que atender  seria a la hija... Estas  palabras le dieron al dueño una idea a considerar.

-Venga que se lo voy a presentar, (Se acercan adonde estaba sentado el hombre.)

-Sr. Francisco, le presento a un amigo personal mio el Dr. Gutierrez, ya le dije de su problema

-Pero yo estoy bien, y le doy gracias a  Carlos porque el me  salvo la vida,

-Yo no hice nada, solo, lo que me pareció que debía hacer.

  • Bueno dijo el dueño,  veremos ahora, cual es el próximo paso a dar.

Lo que hay que hacer ( dijo el médico ) es conseguir un buen abogado. Para que se ocupe de la parte legal y tratar de que el Juez detenga esa sentencia que pienso muy arbitraria.

-Pero Sr. Francisco esta usted llorando, porque?

-Hace dos horas cuando entre a este café, tenia una sola cosa en la mente “matarme”  ahora tengo tres personas que no son familiares y me han dado en dos horas, mas atención y cariño que mi familia en  20 años. Yo, que trabajé para ellos y me pagaron de la peor manera. Mi hija  (sigue llorando) que la llevaba a la plaza a jugar cuando tenia 5 años.

Dr. ( dijo Carlos ) seria conveniente que le de un tranquilizante?

-Quien me iba a decir, lo que estoy pasando por esa hija.

Bueno, bueno ( dijo el médico)  vamos a tratar de evitar  malos recuerdos y vamos a pensar en una cosa, como evitar la incapacidad, voy a traer un amigo que es muy buen abogado y sé que si se lo pido va a tomar el caso

-( dijo carlos ) hay que ponerlo en antecedentes de inmediato.

-(dijo el doctor ) voy a llamarlo. Sr. Francisco, por la parte legal  dejemos que el abogado se encargue, pero yo tengo una idea para su hija mas rápida,

-Que idea

  • se me ha ocurrido que esas líneas que estaba escribiendo en la agenda, supongo que seria para su familia no?

-si, diciéndoles como me habían defraudado. Y que mi muerte la llevarían en su conciencia.

-Bueno yo le digo que  la mande, pero cambiándole un poco el texto.

-Como ?

-Usted me deja que yo se la dicte ?  Después usted vea si la  manda o no..

-Bueno, voy a hacer la carta como usted dice.

-En el encabezamiento, póngale a quien va dirigida.

-A mi mujer Sandra y a mi hija  clara…

Fin del Capítulo I

Olegarius


comparte esta página en: